Cambiar la batería de una moto es un proceso sencillo, siempre que ésta se encuentre ubicada en un punto de fácil acceso por lo que requiere de unos determinados conocimientos previos, tener en cuenta unas recomendaciones y seguir los pasos en un orden establecido.

Batería de vespa

Función de la batería

La batería de una moto tiene la misma función que las baterías de los coches, es decir proveer de energía al motor para su puesta en marcha, sin embargo  a pesar de tener características similares, estas no son iguales.

Las baterías de moto son más pequeñas que las de los coches, y por consiguiente tienen menor capacidad para acumular energía.

Las motos poseen dos almacenes de energía, uno el depósito de gasolina y el segundo es la batería. El primero tiene como finalidad guardar el combustible que se utilizará para provocar la combustión en el arranque y cuando la moto ya está en marcha, mientras que la batería se encarga de aportar la suficiente energía para hacer girar al motor hasta que se ponga en funcionamiento.

Cuando la moto está en funcionamiento, el alternador nutre de energía al sistema eléctrico de la moto y a la batería con el fin de que se recupere y se mantenga en carga.

¿Qué evitamos al cambiarla?

En el caso de que la moto no arranque  y nos deje tirados en cualquier lugar, va a ser muy difícil volver a ponerla en funcionamiento. Esto se debe a que son pocas las motos que  tienen la suficiente capacidad para arrancar sin batería.

 Baterías de moto

Por ejemplo, si tienes un ciclomotor o scooter sin cambio manual y no dispone de pedal para arrancarlo, si la batería esta dañada o descargada, va a ser misión imposible ponerlo en marcha, su embrague automático no tiene capacidad para poner en funcionamiento el motor por sí sólo.

Lo mismo ocurre si tienes una moto moderna y la batería no está en  condiciones óptimas, va a ser muy difícil arrancarla, puesto que la moto no va a recibir la presión de gasolina necesaria que requiere el sistema de inyección.

Moto roja

¿Cuándo debemos cambiarla?

La batería de una moto es una de los componentes que suelen caer en el olvido hasta que  esta deja de funcionar, que es realmente cuando le prestamos atención. y en la mayoría de los casos ya no tiene solución.

Para conocer si hay que cambiarla hay que evaluar la situación de tal forma:

  • Si cuando vamos a encender la moto esta no arranca, ni tampoco hay ningún tipo de actividad en el cuadro de mandos, es muy posible que exista un problema en la batería. Hay dos posibles situaciones que se pueden dar. La primera opción es que la batería este totalmente descargada, y la segunda es que este dañada o estropeada.

En primer lugar, tendremos que comprobar si la batería este descargada. Para ello, emplearemos elementos de medida tal como explicamos en el post anterior, si no disponemos de ellos, pero tienes un cargador de baterías inteligente, puedes ponerla a cargar, pues independientemente del estado de carga de la batería esta no se dañará.

Si no dispones de ninguno de los elementos citados, la intentaremos cargar con el propio alternador de la moto circulando del orden de unos 30 minutos. Pero para ello primero es necesario poner en marcha la moto, si no dispone de un sistema de arranque auxiliar manual, lo haremos con la ayuda de una arrancador o con pinzas procurando observar las normas de conexión.

 En el caso de que tengamos éxito, si después de efectuar la carga por cualquiera de los medios la moto vuelve a arrancar por sí sola y en un breve espacio de tiempo no se nos vuelve a ir abajo, nos podemos dejar de preocupar y no será necesario cambiar la batería. No obstante, es muy recomendable mantenerla en carga para que no se vuelva a dar la misma circunstancia.

 Manillar de moto

Pasos a seguir

Antes de explicar los pasos que se tienen que seguir para cambiar la batería vamos a daros unos consejos y recomendaciones que se deben tener en cuenta en este proceso.

  • Tener mucho cuidado puesto que vamos a utilizar ácido, y puede ser perjudicial para nuestra salud.
  • Emplear guantes, que eviten el contacto entre dicho ácido y la piel.
  • Utilizar unas gafas protectoras que eviten, en caso de accidente, que el ácido entre en nuestros ojos, y ocasionar un daño irreversible.
  • Tener cerca bicarbonato de sodio para que en caso de accidente, paliar un poco el efecto de dicho ácido.
  • Una vez cambiada la batería nueva por la vieja no se debe tirar a la basura, se debe llevar gestor de residuos o a un punto limpio, ya que es un objeto contaminante y peligroso para el medio ambiente y para nosotros mismos.

Ahora sí que vamos a explicar todos los pasos a seguir en función del tipo de batería que disponga nuestra moto:

Baterías con mantenimiento

 

Localizar la ubicación de la batería

El sitio en el que suele colocarse la batería de una moto es debajo del asiento, aunque hay baterías que se encuentran debajo del depósito de combustible, en la base reposapiés de los scooters, etc. Esto dependerá de la marca y del modelo de nuestra moto. En el caso de que se encuentre bajo el asiento, podremos acceder a ella levantándolo o quitando las tapas que se encuentran en los laterales según modelos.

Comprobar que la batería nueva tiene las mismas características que la vieja

La forma más sencilla de comprobar la compatibilidad de una batería de moto es comprobar le número JIS.

Número JIS suele estar en la zona frontal de la batería contiene una combinación de números y letras del estilo al que aparece en la foto, suele contener una letra Y de inicio y si no es así, puede comenzar por 2 números y le sigue la letra N o también puede llevar combinaciones de letras y números o simplemente es una combinación de 5 números

 Baterías  

En el caso de que no se vea el número JIS debemos verificar voltaje, amperios, esquema de montaje (a que lado esta el positivo) y dimensiones (especialmente importante pues el nuevo modelo debe poder encajar en el receptáculo.

Quitar los bornes y extraer la batería

Debemos quitar los tornillos que unen los bornes a la batería, también debemos quitar el tubo de desgasificación y desagüe de la batería y procederemos a extraerla. Para llevar a cabo esta acción nos tendremos ayudar de herramientas, lo habitual es hacer uso de un destornillador.

Preparación de la nueva batería y rellenado

Rellenar despacio cada célula intentando no derramar ninguna gota de ácido. Para ello, empezaremos destapando todas las tapas de los vasos y a continuación los llenaremos uno a uno. Cada celda tiene una marca que indica la altura a la que se tiene que llenar con ácido, presta especial atención en no dejar el nivel bajo, ni sobrepasarlo puesto que ambos pueden ocasionar daños en la batería uno por oxidación y el otro por derrame.

Una vez comprobado que el nivel esta correcto debes dejarla sin tapones, se iniciará el proceso de auto-carga por reacción química resultante de mezclar el plomo con el ácido. Debes dejar que el proceso concluya completamente y eso llevará del orden de una hora. Ya tenemos la betería llena y con carga, solo nos queda completar la carga hasta el 100% con un cargador o circulando con la moto durante unos 20 minutos a un régimen de vueltas medio y de forma constante.

** Es muy importante que la primera carga de la batería se haga de forma correcta pues esta va a incidir de manera decisiva en la vida útil de la misma **

Introducir la nueva batería

Si hemos seguido correctamente las indicaciones anteriores la nueva batería tiene que encajar a la perfección en su espacio correspondiente. En primer lugar, habrá que conectar el cable positivo, y por posteriormente el negro. Recuerda que el orden es fundamental puesto que se puede producir un cortocircuito en el sistema eléctrico.

Además de esto, hay que colocar correctamente el tubo de ventilación para evitar derrames sobre los componentes de la motocicleta. Un consejo muy útil en este paso es el de añadir vaselina para que en el futuro no se oxiden los terminales y su vida útil sea mayor.

Poner el marcha la moto

Una vez realizados todos los pasos anteriores, debemos encender el motor y comprobar que todo funciona correctamente.

 

Baterías sin mantenimiento

En el caso de que tu moto tenga una batería sin mantenimiento, pueden darse dos variantes una que la batería sea seca y venga ya preparada y lista para montar sin necesidad de efectuar rellenados como pueden ser las de Gel o algunos modelos de AGM y otra que si sea necesario el relleno inicial de la batería.

En este caso, el proceso a seguir es muy parecido, salvo que el envase del ácido viene en unas botellas de plásticos uniformes que encajan a la perfección con las celdas de la batería. Es más práctico y rápido que el de las baterías con mantenimiento puesto que solo hay que hacer coincidir las bocas de las botellas con las celdas de la batería.

Después de hacer este proceso, el procedimiento será igual que en el caso de las baterías con mantenimiento.

No obstante, si quieres, dispones de un video demostrativo en nuestra WEB que explica paso a paso como efectuar el primer llenado de la batería.

Espero que estos consejos os hayan sido de utilidad, hasta el próximo post.